Marruecos

Querida Mágica Mente...

Hoy me paso por aquí con un post muy personal, mi experiencia en Marruecos. Este verano tuve la oportunidad de disfrutar de unas vacaciones solidarias, proyecto impulsado y gestionado por la asociación Adjar. Un viaje que me ha llenado de experiencias y vivencias. Además de darme un motivo de peso para crear mágicamente

Os invito a que le echéis un vistazo, y todo lo que queráis comentarme por aquí, o en mi Facebook, o mediante un mensaje directo en Instagram, estaremos encantados de contestarlos todos.

viaje-a-Marruecos-magicamente
Marruecos
MágicaMente, la solución está en el interior.

Asociación Adjar

Hay que vivirlo para conocerlo.

Esta asociación Trabaja en Hassilabied, un pequeño pueblo en pleno desierto del Sáhara. Su principal labor es acercar nuestro país y marruecos para convertirlos en un verdadero pueblo vecino (Adjar). 

Con los niños y niñas se realiza un proyecto socioeducativo donde ofrecen la oportunidad de aprender el castellano de una manera didáctica y divertida. Con las mujeres mediante una asociación beréber ofrecen un espacio de socialización donde compartir, hablar y realizar talleres, dado que de otra manera suelen estar la mayor parte del día en casa. 

Ahora que ya sabéis un poco más sobre este maravilloso proyecto quiero compartir unas reflexiones que extraje de este viaje.

  • Durante 12 días pude observar como procesos naturales del desarrollo se dan solos sin necesidad de intervención.
  • La solidaridad no tiene nada que ver con el tener si no con el querer dar.
  • Allí apenas hay televisión por eso los niños no saben “que las combas son de niñas” y juegan todos juntos. Nunca en mi vida he visto jugar a tantos varones a la cuerda.
  • El aprendizaje se produce de manera espontánea aprenden castellano gracias al turismo y a raíz de ese interés comunicativo crece su disposición a querer saber más.
  • Todos los días nos estaban esperando en la puerta de la asociación ¿conocéis niños que les encante ir mucho tiempo antes a la escuela? O ¿niños que puedan caminar solos por las calles?
  • La prisa mata, allí todo tiene su tiempo no hay porque apurarse.

viaje-a-Marruecos-magicamente-3
viaje-a-Marruecos-magicamente-1

Mi conclusión después de este verano fue: si es posible que en un país con escasos recursos y donde no están cubiertos muchos de los derechos básicos es posible que crezcan niños capaces, ¿por qué no les otorgamos ese poder a nuestros pequeños sin tener que estar constantemente interviniendo en su desarrollo?.

Gracias por leerme.

Feliz día.

Un espacio donde crecer, descubrir y sanar juntos.

Bienvenidos a este espacio lleno de magia.

Cathy.